martes, 1 de abril de 2008

Unidad y Cooperacion


"Hermanos, sigan todos mi ejemplo, y fíjense en los que se comportan conforme al modelo que les hemos dado" Filipenses 3:17

El Apóstol Pablo en su carta a los Filipenses nos da un modelo de mision para seguir. Podemos sugerir que el apóstol está definiendo el papel de la misión y su representacion con la palabra pasión.

1- El evangelio es la pasión del Apóstol
La pasión clave es por el evangelio. En el capítulo 1, Pablo nos habla acerca de la comunión del evangelio, cuenta lo que le pasó a él y anima a los creyentes a que se comporten como es digno del evangelio. De aquí se desprende que:

1.a. Debemos participar ayudando a otros por medio de la cooperación.
La pasión por el evangelio nos debe llevar a participar, cooperar, compartir (cap 1:5) y no a competir:
Compartir en una empresa común (2 Corintios 8:23), compartir una experiencia común: la persecución (Hebreos 10:33 y Apocalipsis 1:9); el sufrimiento (2 Corintios 1:7); la alabanza (1 Corintios 10:16); la debilidad y fortaleza (Filipenses 1:12-18); compartir privilegios en común (Romanos 11:17; 1 Corintios 9:23), compartir realidades en común (Filipenses 1:7); compartir por medio del dar o donar (Filipenses 1:5)

Por lo tanto, los filipenses "participaban en el evangelio"(1:5). Se puede hablar de "comunión". Koinonia es la palabra neotestamentaria traducida como "comunión", "compartir", "contribución", "común".

¿ Debemos preguntarnos cuál es nuestro llamado y pasión?
El problema que tenemos muchas veces es que perdimos la pasión por participar. Si hay pasión, hay participación, no hay una cosa sin la otra, lamentablemente, muchas veces participamos sin pasión, no hay un sentido claro a lo que Dios nos está llamando.
Esto no significa que no creamos en lo que estamos haciendo, o que no estamos confiando en ello, pero significa que no estamos viviendo en una "entrega" con todo nuestro ser a lo que decimos creer. El discurso o la dialéctica es una cosa, la praxis es otra.

2- La pasión de ser un siervo
Cuando vamos al capítulo 2 hay una descripción única de Jesús como siervo, luego, tenemos ejemplos de otros siervos como Timoteo y Epafrodito. El capítulo 3 da una advertencia sobre los malos obreros, en el capítulo 4, Pablo le ruega a Evodia y Sintique que se pongan de acuerdo en el Señor y al final da gracias a los filipenses por la participación de ellos en el evangelio. Se habla mucho de los siervos, de servir juntos y de los problemas que hay cuando servimos juntos, por lo tanto:

2.a. Debemos participar encarnando el modelo de Jesucristo
En el capítulo 2:5-11, Jesucristo mismo emerge como un modelo de cooperación en su participación dentro del plan de Dios. Él modela la actitud que debemos desarrollar para lograr con éxito la cooperación. Se nos habla de:
-unanimidad con los planes de su Padre (v5),
-la negación de sí mismo, en búsqueda del logro del objetivo común (vv6-7),
-obediencia al plan establecido por Dios (v8),
-Jesucristo fue exaltado (v9-11). “Él debe ser exaltado como resultado de nuestra actitud en la cooperación." (David Ruiz, presidente saliente de COMIBAM Internacional)

Porque estamos llevando el evangelio a todas las naciones, debemos tener la pasión de seguir el modelo de Jesucristo: la pasión de ser siervos.

3- Una pasión por conocer al Señor
Podemos estar trabajando muy fuerte y haciendo muchos planes, pero no debemos descuidar la pasión de conocer a Jesús. Muchas veces falta pasión hacia Cristo. Parte de nuestro papel en este milenio es seguir conociendo a Jesús. Podemos estar muy emocionados con el programa de la iglesia, la organización o la institución, pero no con Jesús mismo. Nuestra primera prioridad en este milenio será siempre conocerlo a ÉL; nos involucramos tanto haciendo planes que nos olvidamos de Jesucristo.
Lo que le importaba al apóstol Pablo era conocer a Jesucristo (Filipenses 3:8), ahí es donde comienza la pasión. Esta es seguida en fe y obediencia, por lo tanto:

3.a. Porque lo conocemos debemos participar en sus sufrimientos
"Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a Él en su muerte." Filipenses 3:10.

El apóstol fue un ejemplo; vivió en el sufrimiento. "Ahora me alegro en medio de mis sufrimientos por ustedes, y voy completando en mí mismo lo que falta de las aflicciones de Cristo, en favor de su cuerpo, que es la Iglesia" Colosenses 1:24. Tanto Pablo, Timoteo y Epafrodito dieron un paso mas allá. Se entregaron totalmente a punto de arriesgar la vida misma. Nosotros también debemos completar lo que falta de las aflicciones de Cristo. La iglesia está presente en el mundo para completar lo que falta de sus sufrimientos. Esto es cooperación en el evangelio y debemos hacerlo de todas las maneras posibles para que podamos avanzar. Debemos ser como Cristo y evidenciar la relación práctica de lo que esto significa.

Tomemos parte de la misión de Dios en el mundo llevando "todo el evangelio" como "siervos" que "conocen a Jesucristo". Que esta sea nuestra pasión en el tercer milenio.

Carlos Scott
Presidente
COMIBAM Internacional
www.comibam.org

1 comentario:

Mision Global dijo...

La Misión basada en la Biblia
Alicia Scott

Stott dijo: “Sin la Biblia, la evangelización del mundo no solo seria imposible, sino realmente inconcebible.”

Y pienso que sin la Biblia, la capacitación, movilización o cualquier tarea, también seria imposible e inconcebible.

¿Porque?

1- LA BIBLIA NOS DA EL MANDATO DE EVANGELIZAR HASTA LO ULTIMO DE LA TERRA.

Nuestro mandato para la evangelización mundial es la Biblia entera.
Génesis 12:1-4 “Deja tu tierra y tu parentela... y serán bendecidas todas las familias de la tierra.”
Salmos 2:8 “Pídeme y como herencia te daré las naciones, tuyos serán los confines de la tierra.”
Isaías 42:6 “Yo te forme, yo te constituí como pacto para el pueblo, como luz para las naciones.
Mateo 28:19 “ Por tanto vayan y hagan discípulos de todas las naciones”
Hechos 1:8 “...y serán mis testigos tanto en Jerusalén, como en toda Judea y Samaria y hasta los confines de la tierra.”
3 Juan 7: “...ellos salieron por causa de su nombre”
Mateo 24:14: “...y este evangelio del reino se predicara en todo el mundo como testimonio a todas las naciones.”

2- LA BIBLIA NOS DA EL MENSAJE QUE DEBEMOS LLEVAR HASTA LO ULTIMO DE LA TIERRA.

Cristo murió por nuestros pecados y se levanto de entre los muertos y nos ofrece el perdón de nuestros pecados y el don del Espíritu Santo a todos aquellos que se arrepienten y creen. (Pacto de Lausana)
Los apóstoles predicaron el mismo mensaje de maneras diversas, adaptando estas maneras o formas de hacerlo a las diferentes culturas.


3- LA BIBLIA NOS DA EL MODELO PARA LA EVANGELIZAR
HASTA LO ULTIMO DE LA TIERRA.

¿Como hacerlo? ¿Como hacer la tarea? ¿Cuál modelo debemos seguir?
Juan 1:14 dice: “El verbo se hizo carne”
Dios hijo se hizo hombre, se hizo pequeño, débil, pobre, vulnerable.
Experimento el dolor, el hambre y se expuso a la tentación.
Cuando se hizo como uno de nosotros, no dejo de ser El mismo, siempre siguió siendo el Verbo eterno, el Hijo de Dios.
En Juan 20:21 Jesús dice “Como el Padre me envió a mí, así yo los envió a ustedes”.
Y nosotros nos preguntamos ¿Cómo lo envió el Padre?
Los cuatro evangelios nos dan la clara respuesta, mostrándonos como vivió. Toda su vida, sus palabras, lo que hicieron sus manos, lo que transmitió su mirada, su caminar por diferentes lugares, su manera de amar, perdonar, sentir.
Este es el modelo que debemos seguir para realizar la tarea.


4- LA BIBLIA NOS GARANTIZA EL PODER PARA EVANGELIZAR HASTA LO ULTIMO DE LA TIERRA.

1 Juan 5 :19 dice: “el mundo entero esta bajo el maligno”
¿Cómo podremos pues, tomar posesión de la victoria en Cristo y derribar las obras del diablo?
Lutero contesta esta pregunta diciendo “una pequeña palabra lo derribara”.
Hay poder en la palabra de Dios y en la predicación del evangelio.
2 Corintios 4:4-7.
Debido a que el diablo quiere evitar que la gente vea la luz y Dios brille en sus corazones y debido a que dicha luz es el evangelio, mas vale que lo prediquemos.
La predicación del evangelio es indispensable.
Hay PODER en el evangelio de Dios, en su palabra.
Romanos 1:16 dice:” No me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen”.
El poder únicamente viene del Padre.
2 Corintios 4:7 dice: “Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.
Stott dijo: “No consumamos nuestras energías argumentando acerca de la Palabra de Dios, mas bien, empecemos a usarla.”
Y ¿cómo vamos a usarla sino la leemos, estudiamos, memorizamos y atesoramos en nuestro corazón?. El gran desafío es empezar a hacerlo.